El abandono escolar

Últimamente los medios de comunicación nos bombardean constantemente con datos alarmantes sobre las altas cifras de abandono escolar temprano o fracaso escolar. La Comisión Europea nos habla de un 31,2% de jóvenes de entre 18 y 24 años que han abandonado sus estudios sin finalizar la ESO y/o sin tener una mínima cualificación profesional. Datos que nos ponen a la cola de Europa, tan solo superados por Portugal y Malta.

Somos conscientes de las dificultades que encontramos cada día en el aula para captar el interés de algunos de nuestros alumnos, para motivarles y animarles a que se esfuercen, trabajen para conseguir ese mínimo título que la sociedad demanda que es el graduado en ESO, para que continúen formándose, cualificándose cada uno en el nivel que acorde a sus intereses, aptitudes, actitudes, expectativas... pueda lograr, pero cualificación al fin y al cabo, que les facilitará y permitirá integrarse en el mercado laboral, contribuyendo a convertirse en personas integradas laboral y socialmente.

Pero cuando los datos objetivos se ponen ante nosotros, dándonos perspectiva, cuando vemos, conocemos la realidad de nuestro país, con estas altas cifras de jóvenes sin cualificar y en el otro extremo con el mayor número de universitarios de la unión europea, una estructura de "diábolo" que va en contra de lo que la realidad del mercado laboral está pidiendo y requiere: una estructura de "peonza" con pocas personas sin cualificar, una mayoría de personas cualificadas profesionalmente, sobre todo el nivel 2 (Grado medio) y 3 (Grado superior) y un intermedio de profesionales de alta cualificación. Entonces somos conscientes de que algo está fallando, de que hay que introducir cambios en educación y que algo tenemos que hacer cada uno de nosotros, como profesionales.

Y lo primeo es conocer en detalle cual es la realidad. Por ello comenzaremos acercándonos a la comprensión de términos como "fracaso escolar" "abandono escolar temprano"¿Qué es?

Y analizando ¿Por qué se produce?

Para luego, desde nuestra situación, como profesionales tomar conciencia de que la orientación académica y profesional es un recurso fundamental , en el que la información se convierte en una pieza central: información sobre el/la joven: aptitudes, actitudes, intereses.., sobre el sistema educativo: recursos, itinerarios, accesos..., sobre opciones, recursos fuera del ámbito educativo, sobre la salidas profesionales y el mundo laboral... En fin multitud de aspectos que hay que manejar y que es imposible a veces abarcar. Desde esta plataforma queremos intentar ayudarte a acceder a esa información.